25 noviembre 2011

4# La cosa va de PEREGRINOS ...

Todo empezó un 9 de Octubre, cuando antes ya teníamos decidido hacer el CAMINO DE SANTIAGO.
Yo, no estaba muy segura de si hacerlo, aunque ganas no me faltaban, pero sabía que iba a ser un gran esfuerzo y probablemente a lo mejor no lo consiguiese.

Comenzamos desde Sarria, y hasta Santiago eran 120 kilómetros, y teníamos simplemente 6 días, total, echando cuentas eran unos 20km diarios. Todo fue muy bien, hasta que nos empezaron a salir esas típicas ampollas en los píes incurables y tan dolorosas, pero gracias a un ungüento que hizo mi madre se curaron! (asqueroso, si, ... Betadine con vaselina ...)
Seguimos por las diversas etapas del Camino Francés hasta llegar a nuestro DULCE DESTINO.

14 de Octubre, día de alegrías, mil alegrías. Esa mañana me levanté con más ganas que las del primer día, sólo pensaba en el momento de llegar a Santiago y tirarme al suelo gritando que lo había conseguido!

Al final, tuve mi Compostela, aunque lo había echo por mero deporte...
























2 comentarios:

  1. Qué blog más bonito:)
    Me encanta, te sigo!

    ResponderEliminar
  2. He descubierto tu blog navegando y me ha encantado!

    Me gusta descubrir nuevas bloggers, participar y apoyarnos entre nosotras!!

    Te sigo desde ya! Te dejo mi blog, y si te gusta, te invito a que formes parte de él :)

    http://letoileduphare.blogspot.com/

    Besoss
    Nathalie

    ResponderEliminar